“No hay que desanimarse: cinco rusos han removido al mundo. Nosotros somos veinte que podemos remover la América Latina” (Carta de Haya de la Torre a Eudocio Ravines, 17 de octubre de 1926).

domingo, 18 de octubre de 2009

Mitin Villa el Salvador



A quien le importa quien organiza este mitin? Lo importante es tener mas presencia en la calle y hacer noticia como partido en vez de escandaletes tontos.

ACTUALIZACION

El blog del c. Manuel Salvador Cama nos cuenta que asistieron 5 mil puntas y hasta un par de gatitos de la zona, todos seguidores de Omar Quezada y Marco Arana, con sus respectivas fotos. Tanta fue la cosa que ya se animaron a hacer otro en Puente Piedra el 7 de septiembre, adjunto el flyer respectivo.


1 comentario:

  1. Gusto en conocerte, c. Luis Zaldívar. Permíteme felicitarte por el contenido muy interesante de tu blog EL APRISTA VERDE. Bueno, espero no seas tan "verde", o en todo caso el nombre responda al respeto hacia la naturaleza y hacia el legado de VRHT, pero no al militarismo.
    Felicito tu entusiasmo por tocar temas muy importantes. Jóvenes como tú son los que el Partido de Haya necesita con urgencia para liderar el cambio.
    No precisamente por tu edad cronológica, sino por tu vigor, entusiasmo intelectual y apertura mental.
    Soy un soldado del aprismo que trata de involucrarse en una cruzada por el cambio en la estructura organizativa del Partido de Haya. Mi lucha no será nada si los jóvenes como tú asumen el liderazgo que les corresponde. Haré mi parte desde mi trinchera de lucha, pero la lucha es larga. Ganaremos si logramos la unidad. Ojo, no hay nada personal en esta lucha. El Partido y su vigencia doctrinaria es lo que importa.
    El p´roximo mítin es el 7 de NOVIEMBRE y te aseguro que el pasado mítin de Villa El Salvador fue multitudinario.
    Espero nos acompañes, si es que estás en Lima Perú para esa fecha.

    Un abrazo fraterno y muchos éxitos en tu blog. Es una página maravillosa.

    Manuel Salvador Cama Sotelo

    ResponderEliminar

compañero o no, dejate saber